viernes, 20 de junio de 2008

España y la "buena guerra"

La imprescindible New Left Review publica en su último número un esclarecedor artículo de Tariq Ali sobre Afganistán ("Afghanistan: Mirage of the Good War") en el que el escritor pakistaní cuenta como la "buena guerra" que en 2001 casi nadie puso en duda ha degenerado en un caos comparable al de Iraq: no sólo los talibanes están recuperando terreno y el tráfico de opio es más boyante que nunca, sino que la combinación de la brutalidad de los soldados de la OTAN, la corrupción y absoluta inoperancia de un Gobierno títere y unas ONG depredadoras que no están haciendo prácticamente nada para reconstruir el país pero se han convertido en tapaderas para lucrativos negocios (y cuya presencia en Kabul ha encarecido el mercado inmobiliario hasta el punto de dejar a miles de afganos a la intemperie) está haciendo que cada vez más afganos apoyen a los talibanes.

Una lectura obligatoria en la que llama poderosamente la atención el papel de España en todo este caos. En la nota 2 podemos leer este sorprendente párrafo:
"Estando de visita en Madrid después del triunfo electoral de Zapatero en marzo de 2008, un alto funcionario del gobierno me informó de que éste se había planteado una retirada total de Afganistán unos cuantos meses antes de las elecciones, pero fue manipulado por Estados Unidos, que prometió a España que propondría al jefe de su ejército como comandante de las fuerzas de la OTAN, y una retirada de Kabul desbarataría esta posibilidad. España dio marcha atrás sólo para descubrir que había sido engañada".