miércoles, 9 de abril de 2008

El reférendum constitucional en Birmania ya tiene fecha

La Junta militar birmana ha hecho pública hoy la fecha para el referéndum constitucional a través de un comunicado emitido en la televisión oficial: los birmanos están llamados a votar el próximo día 10 de mayo la nueva Constitución, que el Gobierno del Consejo para el Desarrollo y la Paz del Estado (SPDC) ha tardado más de diez años en redactar.


El anuncio ha coincidido con la difusión del texto completo que se someterá a referéndum. El texto de 15 capítulos y 194 páginas ha sido puesto a la venta en las librerias pertenecientes al Ministerio de Información por el precio de 1.000 kyats (aproximadamente un dólar). Un 50 por ciento de votos afirmativos son suficientes para aprobar la Carta Magna, que ha sido diseñada para perpetuar a los militares en el poder y legitimar su gobierno.

ACTIVISTAS BIRMANAS EN UNA MARCHA PIDIENDO EL "NO" A LA CONSTITUCIÓN EL PASADO 27 DE MARZO EN RANGÚN. VÍA BIRMANIA POR LA PAZ.


La misión que la Constitución encomienda al Estado incluye, entre otras, asegurar "el florecimiento de una genuina democracia multipartidista que asegure el florecimiento de la disciplina" (sic), la "promoción de los valores más nobles y valiosos, es decir, la justicia, la libertad y la igualdad en el Estado" y que el "Tatmadaw [el ejército birmano] pueda tener un papel en el liderazgo político del país", para lo cual se reserva un 25 por ciento de escaños a miembros del estamento militar tanto en la cámara alta como en la baja. Además, el ejército no ha de responder ante ninguna instancia superior y el comandante en jefe puede asumir plenos poderes cuando se produzca "un estado de emergencia que pueda causar la desintegración de la Unión, de la solidaridad nacional y pérdida de la soberanía nacional".


En cuanto a la formación de partidos políticos, la Carta Magna se limita a prescribir que el Estado promulgue las "leyes necesarias que regulen la formación sistemática de partidos políticos para el florecimiento de una genuina democracia multipartidista que asegure el florecimiento de la disciplina" (sic otra vez). Este artículo, que de forma bastante ominosa ha sido colocado justo antes del que regula los estados de emergencia, es lo bastante ambiguo como para poder interpretarse prácticamente de cualquier manera.


Muchas otras disposiciones comparten esa enorme ambigüedad, pero otras son enormente específicas, especialmente la que expone las condiciones que han de cumplir los candidatos a la presidencia. El presidente no sólo "debe ser leal a la Unión y la ciudadanía", también ha de cumplir otras condiciones: haber nacido en Birmania y ser hijo de padres nacidos en el país, ser mayor de 45 años, estar familiarizado con los asuntos de Estado, residir en el país desde hace almenos 20 años y no tener la nacionalidad de otro país ("no deber lealtad a ningún poder extranjero"), condición que han de cumplir sus familiares cercanos; lo que impide concurrir a las elecciones a la líder de la Liga Nacional para la Democracia, Aung San Suu Kyi, que no solo es viúda de un ciudadano británico, Michael Aris, sino que también es madre de dos británicos.


El texto de la Constitución puede encontrarse en formato pdf, tanto en birmano como en inglés, vía el excelente blog New Mandala. De aprobarse en mayo, ésta sería la tercera Constitución en vigor en Birmania. La primera fue aprobada un año antes de la independencia, en 1947, y fue una de las más avanzadas y democráticas de Asia en su época. La segunda entró en vigor en 1974 y estaba diseñada a medida del general golpista Ne Win para marcar las pautas de su "vía birmana al socialismo". Birmania carece de Carta Magna desde 1988.