domingo, 2 de marzo de 2008

Tailandia comienza a deportar a Laos a los refugiados hmong

Tailandia ha comenzado a deportar a refugiados de la etnia hmong al vecino Laos, dónde se enfrentan a la despiadada persecución de su gobierno. Las deportaciones dieron comienzo un día antes de que el primer ministro de Tailandia, Samak Sundaravej, viajara a Laos en su primera visita oficial, dónde ha firmado un tratado de energía y el acuerdo por el que se repatriará a 8.000 hmong alojado desde hace años en un campo situado en la provincia de Petchabun. El jueves, doce hombres abandonaron el campo de refugiados de Huay Nam Khao con rumbo a Laos. Según las autoridades tailandesas lo hicieron voluntariamente, como gesto de buena voluntad previo a la visita de Sundaravej, pero el personal de la ONU y de Médicos Sin Fronteras ha declarado que los hmong volvieron a Laos en contra de su voluntad.


REFUGIADO HMONG EN EL CAMPO DE HUAY NAM KHAO.


Los orígenes de la etnia hmong se encuentran en Siberia, lugar desde el que emigraron hace miles de años al sur de China y el norte del Sureste asiático, fundamentalmente a Laos y Vietnam, dónde viven en la jungla practicando la agricultura en régimen de subsistencia. En 1961, en el contexto de la guerra de Vietnam, la CIA comenzó a reclutar a los hmong como combatientes en su "guerra secreta en Laos", durante la cual murieron más de 350.000 personas y en la que, sólo entre 1965 y 1973, los aviones norteamericanos lanzaron más bombas que las arrojadas sobre Alemania y Japón en la Segunda Guerra Mundial (muchas de ellas aún no han explotado y treinta años después siguen causando víctimas). Los hmong lucharían junto al ejército norteamericano hasta 1975, año en que finalizó la guerra y Estados Unidos se retiró de la zona, dejando a los hmong abandonados a su suerte, solos frente al Gobierno comunista al que habían combatido.


Al final de la guerra, alrededor de 100.000 hmong huyeron a Estados Unidos. Uno de ellos, el general Vang Pao, que se dedicó a recolectar dinero para su pueblo, prometió acabar algún día con el Gobierno comunista. El año pasado, Vang Pao fue detenido junto a otros nueve hombres, exiliados hmong y veteranos norteamericanos, acusados de organizar una serie de ataques contra edificios del Gobierno en Vientianne, para lo que ya habían contratado a un grupo de mercenarios.


Otros hmong se quedaron en Laos. Perseguidos por el Gobierno, muchos de ellos son ex-combatientes que, junto a sus familias, malviven como fugitivos en las más miserables condiciones, constantemente en movimiento en una jungla infestada de enfermedades, siempre huyendo del ejército laosiano.


El resto se han refugiado en países vecinos, especialmente en Tailandia. A pesar de que la ACNUR les ha concedido el estatus de refugiados y muchos de ellos poseen el consiguiente carnet de la ONU, 149 de ellos, entre ellos varios niños, fueron arrestados el año pasado en Bangkok e internados en un centro de detención junto a la frontera con Laos, a la espera de ser repatriados. En el pasado, Tailandia solía acoger a los refugiados hmong, pero en agosto de 2006, el primer ministro interino, el general Surayud Chulanont, afirmó que la presencia de los hmong amenazaba con convertirse en un "problema sin fin". Un mes después, 8.000 hmong fueron encerrados en el campo de Huay Nam Khao, vigiliado por el ejército, desde dónde es más que probable que sean enviados de vuelta a Laos.


VÍDEO de Al Jazeera sobre las deportaciones:


3 comentarios:

Alberto dijo...

Este tema es otra bombita.

Carlos Sardiña Galache dijo...

Hace poco, un grupo de líderes hmong envió una carta a las Naciones Unidas pidiendo ayuda internacional para detener la limpieza étnica a manos del Gobierno laosiano. Según esa carta, la población hmong en Laos se ha reducido en los últimos años de 18.000 a 7.000. Estados Unidos no hace gran cosa para defenderles (quizá porque combatieron con ellos en una guerra nada gloriosa que preferirían olvidar) y el año pasado el entonces primer ministro de tailandés, Surayud Chulanont, declaró que es un asunto que compete únicamente a Laos y Tailandia.

Moeh dijo...

Muy buen post...mereció la pena esperar ;-)