domingo, 23 de marzo de 2008

Manifestación contra los delitos cometidos por soldados estadounidenses en Okinawa

Miles de habitantes de la prefectura japonesa de Okinawa han salido hoy a la calle para protestar contra los delitos cometidos por soldados estadounidenses destacados en las bases militares de la isla y exigir que se reduzca la presencia militar norteamericana en el país. En la manifestación, organizada por sindicatos y asociaciones de mujeres en la ciudad de Chatan, participaron alrededor de 6.000 personas. También se convocaron otras protestas en las islas de Mishigaki y Miyako, con una participación de 630 personas, y en el distrito de Ginza en Tokio, a la que acudieron 100 manifestantes.



Todas ellas tenían como objetivo pedir a los Gobiernos de Estados Unidos y Japón la revisión del Acuerdo sobre el Estatus de las Fuerzas Militares (SOFA) que regula la presencia militar de Estados Unidos en Japón. El comité organizador de las protestas viajará en abril a Tokio para presentar sus demandas al Gobierno del primer ministro Yasuo Fukuda, el cual se ha mostrado reacio en el pasado a revisar los acuerdos.


Las protestas se han producido como respuesta a la presunta violación de una niña de 14 años por un militar norteamericano el mes pasado, caso que ha provocado la indignación de una población local, harta de la presencia militar estadounidense y de los delitos cometidos por soldados, a quienes en la práctica no se aplica el código penal japonés. Esa y otras violaciones no son los únicos delitos recientes en el que están implicados miembros de las fuerzas armadas norteamericanas en Japón. Recientemente, el ejército estadounidense detuvo a un soldado de la marina que había desertado de su base en relación con el asesinato de un taxista cerca de la base de Yokosuka.

2 comentarios:

Moeh dijo...

Me iba a meter en el tema de "supuesta violación" (que leyendote en post anteriores veo que a lo mejor no fue tal, y por tanto es supuesta, que no presunta, usado en el caso de haber abierto diligencias judiciales contra el soldado). Como te debo una corrección - desde luego no tan gorda como la tuya - te digo que el término norteamericano es incorrecto, ya que el soldado podría ser perfectamente de Canadá o México, también norteamericanos...que ya que no nos podemos tomar esos cafés hasta las 4 de la mañana, llevemos la dialéctica - con el término mal usado de nuevo - al blog ;-)

Sobre el caso concreto de estos tipejos, creo que nos quedaríamos espantados de la cantidad de violaciones que se producen cerca de una concentración de soldados...

Un fuerte abrazo amigo

Carlos Sardiña Galache dijo...

Tienes razón: el término norteamericano no es sinónimo de estadounidesnse; yo lo he usado muchas veces como tal y admito que está mal, es uno de esos errores persistentes que uno reconoce sin dudar como tales pero que comete una y otra vez. Sin embargo, como nada le gusta más a uno que cometer sus viejos errores teniendo una justificación, en este caso usé la palabra conscientemente y creo que legítimamente por una simple cuestión de estilo: no me parece un error usar 'norteamericano' cuando ya se ha usado 'estadounidense' en la misma frase o el mismo párrafo (si ambas palabras están muy cerca), puesto que así se evitan repeticiones innecesarias.

Con respecto a "presunta violación", no hay nada incorrecto en ello; la palabra 'presunto' es sinónima de 'supuesto', como podemos ver en la RAE (donde la primera acepción de 'presunto' es 'supuesto').

Lo de los estadounidenses en Okinawa es muy representativo de su presencia en general en el resto del mundo: se supone que están en todas partes para garantizar la estabilidad y la paz y acaba siendo peor el remedio que la enfermedad. Yo creo que su fuerte presencia en el Pacífico es a estas alturas un anacronismo: ¿qué pintan 50.000 soldados en Japón a estas alturas, cuando Corea del Norte cada día supone una amenaza menor?

Un abrazo