lunes, 10 de marzo de 2008

La tribu perdida

Estremecedor reportaje de Tony Birtley para Al Jazeera sobre los hmong. Durante cinco días, el periodista convivió con una de sus tribus en una aldea de la jungla de Laos, grabó imágenes de las miserables condiciones en las que viven y llegó a ser considerado como un padre salvador envíado por Dios por una gente sumida desde hace décadas en la más absoluta desesperación.


El Gobierno laosiano persigue ferozmente a los hmong como venganza por su participación en la guerra secreta de la CIA en Laos, durante la guerra de Vietnam. Masacrados por el ejército, los hmong han de esconderse en recónditos rincones de la jungla, en lugares apartados de los ríos para evitar ser localizados, alimentándose casi exclusivamente de raíces, sin acceso a ningún tipo de atención sanitaria y en constante movimiento para evitar ser cazados.


Víctimas de una tragedia silenciosa e ignorada por la inmensa mayoría del mundo, los hmong llevan treinta años sufriendo un lento pero inexorable genocidio como castigo a su participación en uno de los mayores errores de la historia. Casi completamente desconocidos, los hmong se encuentran en una zona que ya apenas tiene importancia geoestratégica, en un rincón del mundo totalmente aislado, carecen totalmente de poder y de voz para hacerse escuchar y sólo pueden jugar un papel meramente pasivo de meras monedas de cambio en negociaciones entre poderes mucho más grandes que ellos. Indefensos e inermes, los 7.000 hmong que permanecen en Laos están condenados a la extinción y al olvido.






ACTUALIZACIÓN (13 DE MARZO): Al Jazeera ha publicado hoy un par de reportajes en los que Tony Birtley cuenta su experiencia con los hmong: "Laos' 'lost tribe' in plea for help" (primera parte) y "Out of the jungle" (segunda parte).


ACTUALIZACIÓN (15 DE MARZO): Tony Birtley viaja a Minneapolis para mostrar como vive la comunidad de exiliados hmong en Estados Unidos: