miércoles, 5 de marzo de 2008

El Gobierno tailandés relanza la guerra contra las drogas

El primer ministro de Tailandia, Samak Sundaravej, ha dado luz verde al ministro del Interior, Chalerm Yoobamrung, para lanzar un plan de choque contra el narcotráfico siguiendo las mismas directrices que el que ejecutó el Gobierno de Thaksin Shinawatra hace cinco años, en el que más de 2.800 fueron ejecutadas extrajudicialmente por la policía en un periodo de tres meses, casi el doble de la cifra habitual de 500 muertos mensuales.

El anterior Gobierno nombrado por la Junta militar que dio el golpe de estado en septiembre de 2006 puso en marcha un comité, de carácter meramente consultivo, un año después del golpe para investigar la guerra contra la droga cuyo dictamen fue la absolución de la administración de Thaksin al determinar que no había altos cargos implicados en los asesinatos, lo que confirmó las sospechas de algunos de que fuerzas conservadoras usarían el comité para hacer un lavado de imagen de la campaña, en la que participaron altos cargos de la policía cercanos a los golpistas. Según el comité, 1.370 muertes estaban relacionadas con el tráfico las drogas, otras 571 personas fueron asesinadas sin motivo aparente y la polícia sólo investigó 80 de esas muertes.

La guerra contra las drogas goza de cierto apoyo popular a pesar de los asesinatos, puesto que tuvo cierto éxito en el combate del tráfico de metanfetaminas, cuyo tráfico disminuyó sensiblemente tras la campaña. Samak Sundaravej ha reconocido que en la nueva guerra morirá gente, pero que esas muertes prevendrán un mal mayor. "Es imposible evitar los asesinatos cuando se implantan políticas para suprimir las drogas, habrá muertes cuando se ponga en marcha la ofensiva", dijo el mes pasado en su programa de televisión.

VÍDEO de Al Jazeera sobre la nueva campaña: