miércoles, 6 de febrero de 2008

Sundaravej nombra su gabinete de ministros

El recientemente elegido primer ministro tailandés, Samak Sundaravej, ha nombrado hoy el nuevo gabinete de ministros tras la victoria electoral de su partido, el Partido Popular del Pueblo (PPP), el pasado 23 de diciembre. El rey Bhumibol Adulyadej ha tomado juramento a los ministros en una ceremonia celebrada en el Palacio Real de Bangkok. "No dejeis que el país se derrumbe", les dijo el monarca, "habeis jurado trabajar para el público y debeis cumplir con esos juramentos y llevarlos a buen término".


SAMAK SUNDARAVEJ HOY EN BANGKOK, TRAS EL JURAMENTO DEL NUEVO GABINETE.


El gabinete formado por Sundaravej está compuesto de hombres leales al ex-primer ministro Thaksin Shinawatra, que fue depuesto por un golpe militar no violento en septiembre de 2006 y actualmente se encuentra en el exilio. Entre esos leales, se encuentra el abogado de Thaksin edicado en Oxford, Noppadon Pattama, ocupando la cartera de Asuntos Exteriores.


El propio Sundaravej llegó a manifestar antes de las elecciones de diciembre que no era más que un sustituto de Thaksin. Sin embargo, esa lealtad ha sido puesta en entredicho durante los últimos días; fuentes del PPP han afirmado que hay discrepancias entre Thaksin y Sundaravej, quien ha hecho caso omiso a algunas recomendaciones de Thaksin sobre ciertos nombramientos y ha expresado su deseo de gobernar a su manera, lo que ha sido después desmentido por el mismo partido. Muchos analistas creen que Sundaravej, quien era en principio sólo un líder provisional cuya misión era preparar el camino para la vuelta de Thaksin, podría aprovechar los próximos meses para afianzar su poder personal.


El nuevo primer ministro se ha nombrado a sí mismo también ministro de defensa, lo que ha desconcertado a los generales que dieron el golpe en 2006, que ven dicho autonombramiento como una amenaza: el ministro saliente, el general Boonrawd Somtas, ha advertido a Sundaravej de que podría ser depuesto o incluso encarcelado si "interfiere" en los asuntos internos del ejército.


Sundaravej se convierte así en el tercer civil que asume esta cartera en la historia de Tailandia, en un intento de evitar que se produzca un nuevo golpe reforzando los lazos entre el Gobierno y el poderosísimo estamento militar tailandés. El nuevo primer ministro es conocido por tener una fuerte vinculación con ciertas facciones del ejército; de hecho ha formado parte de varios gobiernos militares (entre ellos, el instaurado en 1976 tras un sangriento golpe de estado, en el que se hizo cargo de la cartera de Interior).