lunes, 18 de febrero de 2008

Protestas en Malasia de la minoría india tres semanas antes de las elecciones

El Gobierno malayo reprimió con dureza el pasado sábado una manifestación por la igualdad de derechos de la minoria india en Kuala Lumpur. Unas 300 personas participaron en la protesta, que fue dispersada por una fuerza de cien agentes anti-disturbios que usaron gases lacrimógenos y cañones de agua tratada con agentes químicos irritantes. El Ministerio del Interior había denegado el permiso para manifestarse a la HINDRAF argumentando que no se disponía de suficientes efectivos policiales para garantizar la seguridad de los manifestantes.


La del sábado es la primera protesta que celebra la comunidad hindú tras la que tuvo lugar el pasado 25 de noviembre en la capital malaya, manifestación en la que participaron alrededor de 10.000 personas y que también fue reprimida brutalmente por la policía. Durante los últimos meses han aflorado las tensiones étnicas latentes en Malasia y especialmente la precaria situación de la minoría india, principal víctima de las leyes y políticas que protegen a la mayoría de etnia malaya.


La manifestación se produce menos de un mes antes de las elecciones legislativas. El primer ministro Abdullah Badawi disolvió el Parlamento el pasado 13 de febrero y anunció las elecciones para el próximo día 8 de marzo. Se espera que las urnas reflejen el creciente descontento de los malayos ante la gestión de Badawi, que según las encuestas era apoyado por el 90% del pueblo cuando llegó al poder en 2004, pero cuya popularidad ha descendido a un 60%. Entre las causas se encuentran su incapacidad para combatir la corrupción, la subida de los precios y la delincuencia y la creciente tensión étnica. Sin embargo, es poco probable que deje de gobernar el Frente Nacional, coalición formada por catorce partidos y liderada por la Organización Nacional de Malayos Unidos a la que pertenece Badawi.


VIDEO de Al Jazeera sobre las protestas del pasado sábado:


2 comentarios:

Martín Bolívar dijo...

Una noticia que tuvo escasa o nula repercusión en los medios informativos generalistas, quizá por ser minoría. Es vergonzoso.

Carlos Sardiña Galache dijo...

En general, los medios españoles prestan muy poca atención a los paises del Sureste asiático. Yo intuyo que por una mezcla de desconocimiento y desidia. Esta noticia en concreto apenas ha encontrado eco en nuestra prensa. La política del Gobierno malayo hacia sus minorías y sus inmigrantes (el Ministerio del Interior financia un grupo paramilitar formados por civiles llamado RELA cuya misión es perseguir a los inmigrantes sin ninguna garantia procesal ni respeto a sus derechos, escribí un post sobre ello hace un par de meses) son un terrible ejemplo de hasta al extremo al que puede llegar una xenofobia institucional en esencia no tan diferente de la que propone, en una versión no mucho más "civilizada", nuestro Partido Popular de cara a las próximas elecciones.

Un saludo