martes, 29 de enero de 2008

Funeral con honores de Estado para Suharto

Ayer fue enterrado en la localidad javanesa de Solo el ex-general y dictador de Indonesia durante 32 años Suharto, 23 horas después de morir a los 86 años de edad en el hospital de Pertamina en la capital Yakarta, donde había estado debatiéndose entre la vida y la muerte durante tres semanas a consecuencia de diversos problemas en el corazón, los pulmones y los riñones, en una agonía que ha sido retransmitida prácticamente en directo tanto por los medios indonesios como por los internacionales.


EL PRESIDENTE DE INDONESIA SUSHILO BAMBANG YUDHOYONO Y FAMILIARES DE SUHARTO, JUNTO AL CADÁVER DE ÉSTE, EL DOMINGO EN YAKARTA.


Suharto ha tenido un funeral con honores de Estado con guardia de honor militar y oraciones en el mausoleo familiar donde se encuentran enterrados su mujer y otros miembros de su familia. El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, también acudió a las exequias a rendir homenaje al ex-dictador. "Ofrecemos su cuerpo y sus obras a la madre patria" dijo, "su servicio es un ejemplo para nosotros", a lo que añadió que el pueblo indonesio debe "abrir sus corazones a lo que hizo", señalando que "Suharto cometió errores porque nadie es perfecto".


NOTA: Para un esbozo de la era Suharto, ver el post anterior "Suharto al borde de la muerte".

Samak Sundaravej es nombrado primer ministro de Tailandia

El Parlamento de Tailandia nombró ayer al nuevo primer ministro del país, Samak Sundaravej, líder del Partido Popular del Pueblo, la formación que se llevó más votos en las elecciones celebradas el pasado 23 de diciembre, dieciseis meses después del golpe de Estado no violento en el que los militares depusieron al polémico plutócrata Thaksin Shinawatra, y cuatro después de que se aprobará en un referéndum la nueva Constitución, auspiciada por la Junta militar golpista.


Puesto que el Partido del Poder del Pueblo no ganó por mayoría absoluta en las elecciones de diciembre, se ha visto obligado a formar una coalición parlamentaria de la que forman parte otras cinco formaciones políticas, todas las que tienen representación parlamentaria excepto el Partido Demócrata, el más antiguo de Tailandia, que cuenta con el respaldo de la Junta militar e, implícitamente, con el de la Casa Real, que apoyó el golpe en su día. Sundaravej ha sido elegido con 310 votos; su oponente, Abhisit Vejjajiva obtuvo 163 votos.


EL NUEVO PRIMER MINISTRO TAILANDÉS, SAMAK SUNDARAVEJ.

El nuevo primer ministro tailandés es un defensor a ultranza de Thaksin Shinawatra y ha llegado a decir que es un mero sustituto del ministro depuesto por los militares en 2006. De hecho, el PPP no es más que una formación creada por los partidarios de Thaksin después de que su partido fuera ilegalizado.


Sundaravej, de 72 años, es un político de extrema derecha que ha manifestado en repetidas ocasiones su oposición al golpe de estado de 2006, a pesar de que él mismo fue ministro del interior de uno de los regímenes militares más violentos que ha sufrido el país en su historia, el que fue instaurado por la Junta militar responsable en 1976 de una matanza en la universidad de Thammasat en Bangkok en la que 3000 estudiantes fueron apaleados y decenas de ellos asesinados. Como ministro del interior de ese régimen, Sundaravej organizó una brutal represión política que obligó a miles de comunistas y opositores a huir a las junglas del norte del país. El nuevo primer ministro formó también parte del gabinete del régimen militar impuesto tras otro golpe de estado violento de 1992. Confrontado con estos antecedentes, el nuevo primer ministro anti-golpista responde que ha cambiado su perspectiva de las cosas.


Muchos analistas consideran que Sundaravej no está capacitado para estabilizar un país enormemente polarizado. Conocido como un hombre campechano y algo bocazas, y también por su programa de cocina en la televisión, Sundaravej cultiva una imagen populachera de hombre que habla claro y dice lo que piensa, incluso de una manera brusca si es necesario. Quizá sea esa franqueza, y la popularidad de Thaksin Shinawatra, la que ha llevado a su partido a ganar las elecciones; pero muchos creen que durante los próximos meses su partido encontrará la manera de sustituirle por alguien más diplomático. También juega en su contra el que haya cargos por corrupción pendientes en los tribunales contra él, debido a presuntas irregularidades durante la compra de camiones de bomberos durante su mandato como gobernador de Bangkok entre 2000 y 2004.


A pesar de su personaje de “hombre del pueblo”, los orígenes Sundaravej están lejos de ser humildes: pertenece a una familia de sangre azul con lazos con la Casa Real que vienen de antiguo; por ejemplo, uno de sus tíos fue médico en la Corte del rey Vajiravudh, que reinó entre 1910 y 1925. Licenciado en leyes por una de las universidades más prestigiosas del país, estuvo empleado en diversos trabajos antes de entrar en política a mediados de los 70: guía turístico, vendedor de tractores John Deere o, durante dos años, director de relaciones públicas de la embajada israelí en Bangkok. Además de ministro de Interior y gobernador de la capital, durante sus tres décadas en la política, Samak ha sido vice-primer ministro en tres ocasiones y ministro de transporte en dos.


Si el conflicto político tailandés puede verse como una confrontación más o menos explícita entre los poderes tradicionales, con la Casa Real en la cúspide de la pirámide, y el nuevo poder del partido del multimillonario Thaksin, Sundaravej puede considerarse como el puente entre ambos mundos, ya que es enormemente leal a la Casa Real.


Mientras tanto, Thaksin Shinawatra se encuentra exiliado en el Reino Unido, dónde es dueño del club de fútbol Manchester City, pero es más que probable que la victoria de un partido afín facilite su vuelta al país, dónde pesan cargos por corrupción contra él que ya ha anunciado que próximamente volverá a Tailandia a enfrentarse a dichos cargos en los tribunales. Shinawatra, que es enormemente popular en las regiones empobrecidas del norte gracias a sus políticas de subsidios agrarios y al abaratamiento de la sanidad, ha iniciado una campaña para defender su imagen bajo el lema “la verdad te hará libre”. Su mujer, Pomajarn Shinawatra, volvió a Tailandia el 8 de enero; acusada también de corrupción, recibió una orden de arresto nada más llegar a Bangkok, tras lo que fue puesta en libertad bajo fianza.


VIDEO: Samak Sundaravej y su nombramiento como primer ministro en Tailandia, de Al Jazeera (en inglés):



viernes, 18 de enero de 2008

El Consejo de Seguridad de la ONU protesta por la falta de cambios en Birmania

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha expresado su descontento ante la "lentitud de los progresos" de la Junta militar birmana en abrir un proceso de diálogo con la oposición democrática. En una declaración leida por su presidente actual, el embajador de Libia ante la ONU Giadalla Ettalhi, el Consejo "subrayó la importancia de llevar a cabo mayores progresos" en los objetivos que planteó en una declaración hecha el pasado 11 de octubre, objetivos que incluyen la protección de los derechos humanos y la liberación de todos los prisioneros políticos.

EL ACTUAL PRESIDENTE DEL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LAS NACIONES UNIDAS, GIADALLA ETTALHI.


El Consejo también ha recomendado volver a enviar al país al enviado especial de la ONU a Myanmar, Ibrahim Gambari, en la creencia de que dicha visita podría acelerar el proceso de apertura democrática. Gambari, que supuestamente tiene una invitación abierta para visitar Birmania cuando lo desee, ha expresado su deseo de realizar dicho viaje durante este mes, pero el Gobierno birmano ha dicho que prefiere que esa visita se produzca a mediados del póximo mes de abril.


La última vez que Gambari visitó Birmania, el pasado mes de noviembre, consiguió que se abriera un proceso para establecer un diálogo entre la Junta militar y la líder de la Liga para la Democracia, Aung San Suu Kyi. Un día después de que Gambari diera por finalizada su misión, Suu Kyi se reunió con miembros de su partido por primera vez en tres años, y con el ministro de trabajo de la Junta, Aung Kyi, nombrado por la Junta para mediar con la oposición democrática. Desde entonces, sólo se han producido tres reuniones más, la última de ellas el pasado 11 de enero, que han servido para bien poco, como ha afirmado un portavoz de la Liga Nacional para la Democracia.


Por otro lado, ayer explotó una bomba junto a un autobús que viajaba de la ciudad de Kyaukkyi a Rangún, matando al conductor, que era el único ocupante del vehículo. Éste es el cuarto atentado con bomba que se produce en el país en lo que va de año; el pasado 11 de enero una mujer murió cuando un artefacto explotó en los servicios de la estación de tren de la capital, Naypyidaw. El Gobierno ha acusado de estos atentados a la Unión Nacional Karen (KNU), un grupo que lucha por la autonomía de ese grupo étnico. Ni el KNU ni ninguno de los otros grupos separatistas ha reivindicado los atentados.

El Tribunal Supremo tailandés ratifica la victoria electoral del PPP

El Tribunal Supremo de Tailandia ha despejado hoy, viernes 18 de enero, un poco más el camino para la formación de un nuevo Gobierno tras desestimar las alegaciones de un miembro de la oposición en contra del Partido del Poder del Pueblo, la formación política con más votos en las elecciones del pasado 23 de diciembre. Chaiwat Sinsuwong, del Partido Demócrata, la formación apoyada por los militares que expulsaron al ex-primer ministro Thaksin Shinawatra en 2006, había denunciado al PPP como una formación creada en sustitución del ilegalizado Thai Rak Thai de Thaksin.

PARTIDARIOS DEL PPP CELEBRANDO SU VICTORIA EL PASADO 23 DE DICIEMBRE EN LA SEDE DEL PARTIDO EN BANGKOK.


El Tribunal Supremo ha aceptado hoy al PPP, formado por partidarios de Thaksin, como un partido legal y legítimo, validando de este modo su victoria. Está previsto que el PPP, que con 233 escaños de los 480 que conforman el parlamento se encuentra por debajo de la mayoría absoluta, anuncie la semana que viene la formación de un Gobierno de coalición en el que estarán todas las demás formaciones políticas con representación parlamentaria a excepción del Partido Demócrata. Se espera que el primer ministro del nuevo gabinete sea Samak Sundaravej, antiguo gobernador de Bangkok y ministro del Interior en 1976, durante uno de los regímenes más represivos de la historia de Tailandia, establecido tras un violento golpe de estado.


La formación de un Gobierno con el PPP a la cabeza podría facilitar la vuelta de Thaksin a Tailandia, quien desde su exilio en Londres ya ha anunciado su intención de volver a su país en los próximos meses para hacer frente a los cargos por corrupción que pesan contra él. De hecho, su mujer, Pojamarn Shinawatra, regresó al país el pasado 8 de enero; dónde fue puesta inmediatamente a disposición judicial por las acusaciones que pesan contra ella por corrupción, para ser liberada después en libertad bajo fianza.

domingo, 13 de enero de 2008

Suharto al borde de la muerte

Suharto, el hombre que gobernó con mano de hierro Indonesia durante 32 años, se encuentra hospitalizado en un hospital de Yakarta, yaciendo en lo que todo indica que es su lecho de muerte. El ex-dictador de 86 años fue ingresado el pasado 4 de enero en el hospital Pertamina de la capital indonesia con síntomas de anemia y baja presión sanguínea. Desde entonces su estado ha venido empeorando progresivamente; su médico ha dicho hoy en una conferencia de prensa que se encuentra en una "condición muy crítica" después de que hayan fallado las funciones de sus órganos vitales y que sólo hay un 50% de posibilidades de que sobreviva.

SUHARTO EN EL QUE QUIZÁ ACABE SIENDO SU LECHO DE MUERTE.


De hecho, su familia ya ha dado su autorización al equipo de médicos que le atiende para que desconecte las máquinas que en estos momentos le mantienen con vida artificialmente cuando lo estimen necesario. A nivel oficial, ya se están haciendo preparativos para lo que parece inminente: el presidente, Susilo Bambang Yudhoyono, ha interrumpido una vista oficial a Malasia y ha vuelto a su país para seguir de cerca el desarrollo de los acontecimientos, tras lo cual ha pedido al pueblo de Indonesia que recuerde los logros de Suharto. Cinco aviones del ejército están preparados para trasladar los restos mortales y a la familia a Solo, en la isla de Java, donde se celebrará el funeral.


Suharto se hizo con el poder en 1965, tras el llamado "Movimiento del 30 de septiembre" (G30S), golpe que dieron seis generales y en el que resultaron asesinados ocho generales conservadores. Según la versión oficial promovida por el propio Suharto, los seis generales respaldados por el Partido Comunista de Indonesia trataron de llevar a cabo una revolución para deponer al presidente Sukarno y establecer un régimen comunista en el país.


En 1971, Benedict Anderson y Ruth McVey publicaron un artículo llamado A Preliminary Analysis of the October 1, 1965 Coup in Indonesia que contradecía la versión oficial. Según Anderson y McVey, en realidad los acontecimientos de 1965 consistieron en una lucha por el poder dentro del ejército, en la que el Partido Comunista jugó un papel meramente secundario; el G30S no pretendía derribar a Sukarno, sino protegerle de un golpe que estaban preparando facciones de extrema derecha. Suharto formó parte en la sombra del G30S, y luego se distanció y usó al grupo fabricando la historia del golpe comunista para conseguir el poder y afianzarse en él.


En todo caso, Suharto acabaría deponiendo a Sukarno e iniciaría la "transición al Nuevo Orden", que duraría dos años hasta que en marzo de 1967 fue nombrado presidente. Durante ese tiempo demanteló el Partido Comunista y afianzó su régimen de terror durante una persecución en la que murieron alrededor de un millon de indonesios.

SUHARTO DURANTE EL JURAMENTO DE LA PRESIDENCIA EN MARZO DE 1967.


Suharto fue también responsable de la invasión de Timor Oriental en 1975. Año y medio después de que el ejército portugués se retirara de la colonia, el ejército indonesio inició una brutal ofensiva por mar y aire que iniciaria una guerra en la que Indonesia no se aseguraría el poder hasta 1978. La invasión contó con la aprobación de Estados Unidos, que tenía a Indonesia como principal aliado en la zona (de hecho, gran parte del material de guerra usado por el ejercito indonesio era de procedencia norteamericana), y Gran Bretaña, cuyo Gobierno conocía las atrocidades que durante la misma se cometieron e hizo todo lo posible para ocultarlas.


Durante tres decenios Suharto se convirtió en el "padre de la nación indonesia", no permitió la más mínima oposición política y basó su poder en el crecimiento económico. Durante la era Suharto, Indonesia se convirtió en un país productor de petroleo y se utilizaron los ingresos para aplicar ambiciosos planes de desarrollo, diseñados por tecnócratas educados en Occidente (la llamada "mafia de Berkeley"), se expandió la base industrial, el comercio con el exterior fue liberalizado y en general mejoró la situación económica de los indonesios. Este desarrollo ha de entenderse en el contexto del milagro económico que vio el Sureste Asiático durante estos decenios debido a una serie de factores: la expansión económica de Japón en la zona, las ayudas económicas de Estados Unidos a regimenes autoritarios (también al de Tailandia y Filipinas) en el contexto de su lucha contra el comunismo o el escaso comercio exterior de China, en aquellos años enormemente cerrada al exterior.


Si el poder de Suharto se asentaba en la bonanza económica, cuando ésta se desmoronó debido a la crisis financiera del Sureste Asiático de 1997, el dictador perdió su base popular en una serie de protestas que le obligarían a abandonar la presidencia en mayo de 1998.

GRUPOS DE OPOSITORES VÍCTIMAS DE SUHARTO SE MANIFIESTAN FRENTE AL HOSPITAL PERTAMINA DE YAKARTA.


Durante los 32 años que estuvo en el poder, proliferó la corrupción e incluso el propio dictador amasó una gran fortuna. La revista Time publicó un reportaje en 1999 en el que descubría que la riqueza de la familia Suharto ascendía a 15 mil millones de dólares en efectivo, propiedades, arte, joyas y aviones privados; el Tribunal Supremo de Indonesia condenó en septiembre del año pasado a la revista a pagar 106 millones de dólares al ex-presidente por los daños causados por ese reportaje. No obstante, Suharto fue acusado de corrupción el año 2000, por cargos concernientes al desvío de 570 millones de dólares a su familia usando como tapadera siete fundaciones. Sin embargo, en 2006 se le retiraron los cargos debido a su mala salud, aunque se presentaron el año pasado. En todo caso, todo apunta a que Suharto dejará este mundo sin haber comparecido nunca ante los tribunales por las múltiples violaciones de los derechos humanos perpetradas por su régimen.


VIDEO: Reportaje de Al Jazeera: Los indonesios divididos acerca del legado de Suharto.

viernes, 11 de enero de 2008

Aung San Suu Kyi se reúne con la Junta militar birmana

no lo La líder de la Liga Nacional para la Democracia, Aung San Suu Kyi, fue llevada hoy a una casa del Gobierno en Rangún donde se cree que se ha reunido con un alto cargo de la Junta militar, probablemente el nombrado Ministro de relaciones para mediar entre ella y el Gobierno, Aung Kyi. No ha habido ninguna declaración del Gobierno ni se sabe el contenido de dicha reunión. El portavoz del partido de Suu Kyi, Nyan Win, dio "la bienvenida a su reunión", a lo que añadió: "cuánto mas se reunan, mejor para el país".

AUNG SAN SUU KYI Y EL MINISTRO DE RELACIONES, AUNG KYI, EN UN MOMENTO DE LA REUNIÓN QUE MANTUVIERON EN RANGÚN EL PASADO 25 DE OCTUBRE.

Ésta es la cuarta vez que la líder democrática, que ha pasado 12 de los últimos 18 años bajo arresto domiciliario desde que ganó unas elecciones por una aplastante mayoría en 1990, victoria que la Junta militar que gobierna Birmania nunca ha reconocido, se reune con miembros de la Junta militar desde las protestas que empezaron en agosto y desembocaron en septiembre en la llamada "revolución de azafrán", liderada por los monjes budistas y que llevó a miles de birmanos a protestar a las calles, antes de ser duramente reprimida por el Gobierno.


Esta mañana, en Naypyidaw una mujer ha muerto en un atentado con bomba. La explosión se produjo a las 4 de mañana en los servicios de la estación de tren de la capital, y es el primer atentado que se produce en la ciudad desde que fue construida en medio de la selva en 2005.


Por otro lado, el enviado especial de las Naciones Unidas a Birmania, Ibrahim Gambari, tiene previsto viajar este mes a China e India, importantes socios de la Junta militar, para hablar con ellos acerca de la situación en el país del Sureste Asiático y su papel en el mismo. India, que votó por una resolución de condena a la represión de las manifestaciones de septiembre de en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, ha firmado esta semana un trato de 120 millones de dólares con la Junta para reconstruir el puerto de la ciudad costera de Sittwe y construir una carretera que la una con India a través del estado de Arakan.


AUNG SAN (CUARTO POR LA DERECHA) Y OTROS DELEGADOS BIRMANOS NEGOCIANDO EN LONDRES LA INDEPENDENCIA DE BIRMANIA EN ENERO DE 1947 CON MIEMBROS DEL GOBIERNO BRITÁNICO, ENTRE ELLOS EL PRIMER MINISTRO CLEMENT ATTLEE (QUINTO POR LA DERECHA).


Todo esto sucede una semana después de que se celebrara el 60 aniversario de la independencia de Birmania, que tuvo lugar el 4 de enero de 1948 tras 63 años de Gobierno colonial inglés. Los actos de conmemoración fueron más bien escasos: se alzaron sendas banderas en Rangún y Naypyidaw coincidiendo con la hora en que la bandera británica se arrió en 1948. El general Than Shwe, máximo dirigente de la Junta del SPDC, no estuvo presente en ninguno de los dos actos, pero aprovechó la ocasión para hacer pública una declaración oficial en la que hizo un llamamiento a la disciplina y a la unidad nacional. Than Shwe reafirmó también la intención del SPDC de continuar con su "hoja de ruta" en siete fases hacia la democracia. No se hizo ninguna referencia a Aung San, principal líder de la independencia, fundador del Tatmadaw (ejército birmano) en 1942 y padre de Aung San Suu Kyi asesinado en julio de 1947.

miércoles, 9 de enero de 2008

Boxeadores birmanos de Muay Thai en Tailandia

Excelente video de Al Jazeera sobre boxeadores de Muay Thai birmanos en Tailandia. Miles de inmigrantes pobres birmanos ganan dinero rápido en el país vecino en peligrosos combates de este violento deporte. No hay federaciones que organicen ni supervisen la seguridad en este tipo de eventos semiclandestinos. Pero estos enfrentamientos son enormemente populares, especialmente en algunas localidades a lo largo de la frontera entre ambos países; los luchadores birmanos aseguran un buen espectáculo porque, tal y como dice un entrenador entrevistado en el reportaje, la pobreza que hay en Myanmar "les hace duros y resueltos y además están muertos de hambre".

Malasia endurece su política de concesión de visados a los trabajadores indios

El Gobierno malayo ha desmentido que vaya a bloquear la entrada de trabajadores indios al país, tal y como declararon ayer miembros del mismo Ministerio del Interior. Hoy, el ministro del Interior, Radzi Sheikh Ahmad ha dicho a Associated Press: "dejenme afirmar categóricamente que el Ministerio del Interior nunca ha hecho una norma por la que dejemos de aceptar trabajadores extranjeros provenientes de India". Sin embargo, un portavoz del Ministerio dijo a la BBC que el Gobierno malayo investigaría más detalladamente en el futuro a los solicitantes indios, y añadió que cada caso sería tratado individualmente.


MIEMBROS DE LA RELA LLEVANDO A CABO UNA REDADA DE TRABAJADORES INMIGRANTES ILEGALES.

En una conferencia de prensa Radzi Sheikh Ahmad dijo que continúa en vigor el bloqueo temporal de entrada de trabajadores provenientes de Bangladesh. Este bloqueo fue establecido en octubre y según el Gobierno se introdujo para evitar los maltratos a dichos trabajadores. "Tenemos más de dos millones de trabajadores extranjeros, así que tenemos que tomar medidas, no queremos tener demasiados. Nuestro objetivo es tener alrededor de 1,8 millones de trabajadores extranjeros. Tenemos que tomar medidas para asegurarnos de que no hay demasiados, pero al mismo tiempo no queremos que nuestras industrias sufran debido a la falta de trabajadores".


El endurecimiento de las condiciones para aceptar mano de obra extranjera afectará especialmente a sacerdotes y músicos de los templos budistas e hindúes. Radzi dijo que la política del Gobierno consiste en promover que los templos contraten a ciudadanos malayos. El Gobierno de Malasia, país de mayoría musulmana, está especialmente preocupado por mantener la preeminencia del Islam con diversas medidas, la última y más polémica consitente en prohibir el uso de la palabra Alá en contextos religiosos no-musulmanes.


Los trabajadores ilegales extranjeros sufren una campaña de acoso constante en el país del Sureste Asiático. Los inmigrantes son demonizados por el Gobierno, que en 2005 transformó un cuerpo paramilitar de voluntarios, la RELA, creado en los años 60 para combatir a los comunistas, en una fuerza de choque encargada de cazar a inmigrantes ilegales. Forman parte de la RELA casi medio millón de voluntarios, algunos de 16 años y carentes en su mayor parte de entrenamiento y formación, cifra superior a la del ejército y la policia juntos. Sus líderes están armados y tienen el derecho a entrar a las casas o registrar a la gente sin una orden judicial.


Algunas organizaciones de defensa de los derechos humanos, como Human Rights Watch, han denunciado las actividades de la RELA: son frecuentes las palizas indiscriminadas, los chantajes e incluso los asesinatos a inmigrantes ilegales, refugiados reconocidos como tales por las Naciones Unidas y, a veces, también inmigrantes legales, todos ellos en una situación de desprotección absoluta frente a la RELA. La mayor parte de ellos viven con el miedo constante a ser presa de una de las entre 30 y 40 readadas que los paramilitares llevan a cabo diariamente. Las detenciones suelen acabar en deportación a la frontera tailandesa, dónde han de elegir entre ser vendidos como esclavos o pagar una fuerte suma de dinero para poder volver a Malasia y comenzar de nuevo el ciclo de persecución y miedo.

martes, 8 de enero de 2008

Malasia podría dejar de conceder visados a los trabajadores indios

El Gobierno malayo ha dejado de conceder visados a trabajadores de la India, en medio de las crecientes tensiones sociales que el país está sufriendo en los últimos meses. Un funcionario del Gobierno ha dicho que la decisión podría estar relacionada con las acciones de la Fuerza de Acción por los Derechos de los Hindúes (Hindraf), organización que lideró las protestas del pasado 25 de noviembre en Kuala Lumpur en contra de la discriminación que la minoría india sufre en el país. Sin embargo, el funcionario no especificó la razón por la que se ha tomado la decisón ni cuanto van a durar las restricciones.

EL MINISTRO DE TRABAJO MALAYO, SAMY VELLU.


Sin embargo, el ministro de Trabajo malayo, Samy Vellu, ha desmentido la noticia hoy en una conferencia de indios que viven en el extranjero celebrada en Nueva Delhi, según el diario Express India. Vellu declaró: "Acabo de hablar con el primer ministro (Abdullah Badawi), el ministro de Recursos Humanos y el secretario general del Ministerio del Interior. Esta noticia no es cierta".


De producirse, la prohibición afectaría a miles de trabajadores manuales, así como a profesionales y trabajadores religiosos. Actualmente hay unos 140.000 trabajadores legales en Malasia. Las autoridades malayas ya habían dejado de conceder visados de trabajo a emigrantes de Bangladesh, alegando que los agentes quelos contratan están llevando más trabajadores que puestos. La decisión de dejar de conceder los visados a ciudadanos indios fue tomada hace tres semanas pero ha tomado a muchos por sorpresa; A Vaithilingam, presidente de una organización promotora del diálogo interreligioso, ha declarado que la decisión ha sido tomada unilateralmente y "no tiene precedentes".


Por otro lado, uno de los líderes del Hindraf y organizador de las protestas de finales de noviembre, P Uthayakumar, anunció el pasado viernes su intención de llevar al Gobierno malayo ante los tribunales y acusarlo de difamación. Uthayakumar fue acusado por el Gobierno de buscar apoyos de grupos considerados terroristas como los Tigres Tamiles de Sri Lanka, por lo que pide al Gobierno 30,5 millones de compensación por haber visto manchado su buen nombre al ser sin ninguna prueba.


El pasado 17 de diciembre, como gesto de buena voluntad, la fiscalia malaya retiró los cargos por intento de asesinato, acusación que mantenía contra 26 manifestantes primero y después cinco más, que presuntamente habían atacado a un policía antidisturbios que resultó herido en los enfrentamientos que se produjeron en las protestas del pasado mes de noviembre.

Muere un ministro de Sri Lanka en un atentado

El ministro para la construcción nacional de Sri Lanka, DM Dassanayake, ha muerto en el hospital como consecuencia de las heridas sufridas por una bomba que explotó en la carretera, junto al convoy en el que viajaba. El ministro estaba viajando desde Colombo hacia el aeropuerto internacional, cuando se produjo el ataque en un pueblo a unos 19 kilómetros al norte de la capital. Otra persona murió en el ataque y 10 más resultaron heridas. La guerrilla de los Tigres Tamiles ha sido culpada del ataque, pero hasta el momento no ha hecho ningún comentario al respecto.

FURGONETA EN LA QUE VIAJABA EL MINISTRO DM DASSANAYAKE, DESPUÉS DE LA EXPLOSIÓN.


La violencia entre las fuerzas del Gobierno y los separatistas tamiles del norte se ha recrudecido enormemente en los últimos meses. Son frecuentes los enfrentamientos armados, especialmente en la zona norte de la isla. De hecho, el Gobierno decidió el pasado 2 de enero suspender el acuerdo de alto el fuego que había firmado con los Tigres Tamiles de Eelam (LTTE) en 2002; acuerdo que se convirtió en papel mojado hace ya mucho tiempo. Desde que los enfrentamientos se recrudecieron a principios de 2006 han sido asesinadas más de 5.000 personas, en una guerra que dura ya más de dos decenios y se ha cobrado alrededor de 70.000 muertes.


Según el Gobierno, 7 tigres tamiles murieron a manos del ejército el lunes, lo que elevaría el número de muertos desde el sábado a 73, la mayor parte rebeldes. Aviones de la Fuerza Aerea destruyeron el 31 de diciembre un campo de entrenamiento de los Tigres Tamiles, tras dos días de combates en los que murieron al menos 15 guerrilleros, según el ejército. No hay fuentes independientes que informen acerca de estos ataques y ambos bandos suelen exagerar las bajas enemigas y minimizar las propias.


El sábado fue asesinado el jefe de Inteligencia de los Tigres Tamiles, Shanmuganathan Ravishankar (conocido como "Coronel Charles"), tal y como informaba la página web TamilNet. El coche del jefe de inteligencia fue destrozado por una bomba que explotó a su paso en el distrito norte de Mannar, matando también a los otros tres ocupantes del vehículo. Un funcionario del Ministerio de Defensa declaró que el ataque no fue dirigido específicamente contra el "Coronel Charles".


Un parlamentario tamil, T Maheshweran, miembro del Partido de la Unidad Nacional (UNP son sus siglas en inglés) fue asesinado a tiros durante un servicio religioso el día de Año Nuevo. El secretario general de su partido, Tissa Attanayake, ha culpado al Gobierno de dicha muerte, al no proveer la seguridad adecuada al parlamentario; según él, el personal de seguridad asignado a Maheshweran fue reducido de 10 a dos después de que criticara duramente al Gobierno.

La mujer de Thaksin vuelve a Tailandia

Pojamarn Shinawatra, la mujer del depuesto y exiliado ex-primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra, ha regresado a su país tras un año y medio en el exilio. La antigua primera dama tailandesa recibió una orden de arresto al llegar a Bangkok para enfrentarse a cargos por corrupción; más tarde fue puesta en libertad tras pagar una fianza de 168.000 dólares. Pojamarn, que tiene prohibido abandonar el país, comparecerá ante el tribunal el próximo 23 de enero, para hacer frente a las acusación de comprar en 2003 una propiedad inmobiliaria al Fondo Financiero de Desarrollo de Instituciones; si fuera declarada culpable, se enfrentaría a una pena de hasta 20 años de cárcel.

POJAMARN SHINAWATRA.


El polémico ex-primer ministro ha anunciado sus planes de volver a Tailandia a mediados de abril para defenderse en los tribunales de los cargos por corrupción y evasión de impuestos que pesan contra él. El abogado y portavoz de Thaksin, Noppadol Pattama, ha declarado que Thaksin no volverá a Tailandia hasta que no esté en el poder un Gobierno electo, tras los comicios del 23 de diciembre, en los que ganó el PPP, partido formado por los partidarios de Thaksin. La formación de un Gobierno de coalición encabezado por el PPP se encuentra pendiente de un hilo, debido a las investigaciones que la Comisión Electoral está llevando a cabo a 65 de sus parlamentarios por presuntas irregularidades en el proceso electoral, especialmente compra de votos.


Thaksin ha hecho pública hoy, a través de la página web Truethaksin.com (cuyo lema es "La verdad te hará libre"), una declaración pública en la que explica los motivos de la vuelta de su mujer a Tailandia: en primer lugar, mostrar la lealtad de la familia Shinawatra a la familia real y pagar los últimos respetos a la recientemente fallecida hermana mayor del Rey, la princesa Galyani Vadhana. En segundo lugar, hacer frente en los tribunales a los cargos que pesan contra ella. Y en tercer lugar, estar con sus hijos en su propio país, pues "no hay tierra que de una felicidad comparable a un tailandés como la que dispensa su tierra natal, bajo la benevolencia de Su Majestad el Rey".

lunes, 7 de enero de 2008

El Gobierno malayo restringe el uso de la palabra Alá al "Dios musulmán"

El Gobierno de Malasia ha rescindido la licencia para publicar un semanario católico, el Catholic Herald editado en Kuala Lumpur, por usar la palabra "Alá" para referirse a Dios en su sección en lenguaje malayo. La decisión se ha tomado en la creencia de que el uso de la palabra Alá en un contexto cristiano es un truco para atraer a los lectores musulmanes y hacerlos más receptivos a la presunta propaganda evangelizadora de la publicación. La orden del Ministerio de Seguridad Interna también prohibe el uso a los no-musulmanes de las palabras salat (rezo), baitullah (la casa de Dios) y Kaaba.

EL NOMBRE DE ALÁ CON COPYRIGHT, VISTO EN EL BLOG AND FAR AWAY...


El Catholic Herald es el órgano de la Iglesia católica desde hace trece años, tiene una tirada de 12.000 ejemplares y publica noticias y reportajes en cuatro idiomas: inglés, malayo, chino mandarín y tamil. El semanario ya recibió una advertencia el mes pasado de que no se le renovaría la licencia de publicación, que expiraba el 31 de diciembre, si seguía usando la palabra árabe. El reverendo Lawrence Andrew, editor del Herald, declaró entonces que con el uso del vocablo no se pretendía ofender a los musulmanes: "Nosotros seguimos la Biblia. La Biblia en lenguaje malayo usa la palabra Alá para referirse a Dios y Tuhan para Señor. En nuestras oraciones y en la Iglesia, durante la misa en malayo, usamos la palabra Alá".


Sin embargo, el Ministerio de Seguridad Interna sí renovó la licencia de la revista el 31 de diciembre, sin poner condiciones, sólo con un retraso de dos meses sobre el cual no se dio ninguna explicación. Che Din, un alto cargo de la unidad de control de publicaciones del Ministerio, había declarado que "los cristianos no pueden usar la palabra Alá. Sólo es aplicable a los musulmanes. Alá es sólo para el dios musulmán. Esto es un plan para confundir a los musulmanes", a lo que añadió que el semanario debía usar la palabra Tuhan, el "término general" para Dios.


Son musulmanes aproximadamente el 60% de los 27 millones de personas que componen la población de Malasia, incluyendo el Gobierno del primer ministro Abdullah Ahmad Badawi, presidente de la Organización Nacional de Malayos Unidos (UMNO, en sus siglas inglesas), partido que defiende la supremacía de la mayoría étnica malaya que se encuentra al frente de la coalición del Frente Nacional que gobierna el país desde 1973.


Los líderes malayos llevan usando desde hace tiempo el Islam en el ámbito político para afianzarse en el poder. El programa islamista ha pasado por dos etapas: en un primer momento se trataba de aplicar las leyes islámicas únicamente a los musulmanes. En esa etapa estaban en vigor tribunales islámicos que estaban separados del sistema legal secular. Sin embargo, parece que ahora Malasia está entrando en una segunda fase en la que las leyes islamistas están siendo aplicadas a ciudadanos no musulmanes.


Estos tribunales islámicos tienen una jurisdicción limitada y sólo pueden aplicar penas hasta ciertos límites: como mucho tres años de prisión, multas de 5.000 ringgits y/o castigos corporales de hasta seis golpes de vara. Una de las características de estos tribunales, es la de no permitir las conversiones a otras religiones. En toda su historia sólo han permitido una: la de una mujer de 89 años llamada Nyonya Tahir, que se convirtió al budismo en 1936. Su decisión no fue aceptada hasta 69 años después, en 2006, cuando ella ya había muerto.

sábado, 5 de enero de 2008

La victoria del PPP tailandés se encuentra en entredicho

El líder del Partido del Poder del Pueblo Tailandés (PPP), Samak Sundaravej, afirmó ayer que los esfuerzos para formar Gobierno que está haciendo su partido, el más votado en las elecciones celebradas el pasado 23 de diciembre, están siendo saboteados por una "mano sucia" que está trabajando para evitar que el PPP se haga con el poder.


La formación política, creada por partidarios del depuesto ex-primer ministro Thaksin Shinawatra, anunció el pasado 31 de diciembre sus planes para formar un Gobierno de coalición con el apoyo de tres partidos menores. El portavoz del PPP, Kuthep Saikrajang, dijo que la unión con los partidos Thai Chart (con nueve escaños), Matchima Thipataya (con siete) y Pracharaj (con cinco) daría a la coalición una mayoría de 251 miembros con la que podría gobernar holgadamente en un Parlamento de 480 escaños.


EL USO DE DISCOS COMPACTOS DE THAKSIN DURANTE LA CAMPAÑA PODRÍA HABER IDO EN CONTRA DE LAS REGULACIONES ELECTORALES.


Sin embargo, este Gobierno de coalición podría no llegar a materializarse, debido a que la Comisión Electoral se encuentra investigando a 83 de los candidatos vencedores en las elecciones, 65 de ellos pertenecientes al Partido del Poder del Pueblo, por diversas irregularidades en el proceso electoral. El jueves, la Comisión ratificó la victoria de 397 de los candidatos. De momento, el PPP tiene asegurados 168 escaños, de los 233 que había ganado y el Partido Demócrata ha visto ratificados 159 de los 165 ganados el pasado 23 de dieciembre.


Miembros de la Comisión Electoral han asegurado que los resultados electorales se conocerán pronto y han prometido que ratificará la victoria de 456 parlamentarios, el 95% de los escaños, antes del 22 de enero, cuando el Parlamento esta programado para reunirse por primera vez. Los miembros del PPP tienen razones para desconfiar, teniendo en cuenta que muchas decisiones judiciales han estado enormemente politizadas en los últimos 2 años.

Para complicar más las cosas para el PPP, el Tribunal Supremo ha aceptado una reclamación interpuesta por el candidato demócrata Chaiwat Sinsuwong, que alega que el PPP es un sustituto del Thai Rak Thai de Tahksin Shinawatra, ilegalizado después del golpe militar de septiembre de 2006, y por tanto debería ser también prohibido.


El polémico y exiliado ex-primer ministro será arrestado para enfrentarse a los cargos que pesan contra él por corrupción si regresa a su país para entrar a formar parte de un Gobierno del PPP, tal y como anunciaron miembros del poder judicial el pasado 27 de diciembre. Thaksin se había mostrado dispuesto a volver a Tailandia para servir como un mero "asesor" del nuevo Gobierno, que apoyaba su vuelta. Sin embargo, el PPP, tras la advertencia del poder judicial, insistió un día después en que no intentará bloquear los cargos anti-corrupción si consiguen formar un Gobierno de coalición. "Se necesita un proceso judicial que sea independiente y justo", dijo el secretario general Surapong Suebwonglee, "el PPP está de acuerdo en que ningún partido político ni individuo debe influir en el proceso judicial."