viernes, 21 de diciembre de 2007

La Comisión Europea asigna 18 millones de euros de ayuda a Birmania

siLa Comisión Europea destinará 18 millones de euros en 2008 para aliviar la catastrófica situación humanitaria de cientos de miles de personas. Los receptores de la ayuda serán fundamentalmente las víctimas de la larga guerra que el Gobierno mantiene con diversas minorías étnicas y los refugiados en campos de la frontera tailandesa. Alrededor de 1,2 millones de personas se beneficiarán de estas ayudas, que serán administradas por la Oficina de Ayuda Humanitaria (ECHO) y encuazadas a través de socios operativos como ONG's europeas, agencias de la ONU y la Cruz Roja.

CENTRO TERAPEUTICO NUTRICIONAL EN EL ESTADO DE RAKHINE, EN BIRMANIA.


El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en compañia del enviado especial de la ONU a Myanmar, Ibrahim Gambari, constituyó está semana un "grupo de amigos" compuesto por 14 miembros para asistirle en conseguir el objetivo de restaurar la democracia y proteger los derechos humanos en Birmania, consultando con los generales en el poder y los líderes democráticos. Forman parte del grupo los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (Estados Unidos, Gran Bretaña, China, Rusia y Francia), cuatro miembros de la ASEAN (Indonesia, Singapur, Tailandia y Vietnam), la Unión Europea (representada por Portugal), tres importantes países de la zona (India, Japón y Australia) y Noruega.


La primera reunión de este grupo tuvo lugar el miércoles, 19 de diciembre, a puerta cerrada en la sede de Naciones Unidas en Nueva York. El embajador de Estados Unidos en la ONU, Zalmay Khalizal, calificó la reunión como un encuentro informal para ayudar a Birmania en la dirección correcta para alcanzar los objetivos presentados en la declaración del Consejo de Seguridad del pasado 11 de octubre. Ibrahim Gambari declaró que "ha sido un buen primer encuentro, habrá muchos más en el futuro" y anunció que espera volver a visitar Birmania el mes que viene.


El pasado 18 de diciembre la oposición birmana afirmó que hasta el momento no ha habido ningún signo de diálogo entre el Gobierno militar y la Liga Nacional para la Democracia (LND) durante el último mes. El portavoz de la LND, Nyan Win, dijo a la BBC que no se le ha permitido hablar con Aung San Suu Kyi y que no sabe nada de ningún contacto entre la líder democrática y el Gobierno militar tras la reunión que tuvo lugar a principios del mes pasado.

Por otro lado, el Congreso de los Estados Unidos aprobó por unanimidad el pasado 17 de diciembre conceder a Aung San Suu Kyi la Medalla de Oro del Congreso, el más alto honor que puede conceder. La concesión de la medalla, que ha de ser aprobada por el Senado, es también un mensaje dirigido a la Junta para que libere a Suu Kyi e introduzca reformas democráticas.

AUNG SAN SUU KYI.

El pasado14 de diciembre se inauguró el mayor centro tecnológico de Birmania, el Parque de Yadanabon de Tecnología de la Información y la Comunicación. En la inauguración de esta especie de Silicon Valley birmano, que empezó a construirse en junio de 2006 en medio de la jungla, estuvieron presentes el general Than Shwe y otros importantes cargos de la Junta militar. Según los medios de comunicación oficiales del Estado un total de 11 compañías extranjeras han invertido en el proyecto, incluídas empresas tailandesas, chinas, malayas y rusas. El proyecto ha sido criticado por muchos, que afirman que servirá de poca ayuda al pueblo birmano y además es poco viable, en un país en el que, en grandes ciudades como Rangún o Mandalay, el Gobierno es incapaz de proveer suficiente electricidad para los negocios. La electricidad está actualmente racionada a seis horas diarias en esas ciudades.