miércoles, 26 de diciembre de 2007

Batalla naval entre los Tigres Tamiles y el ejército de Sri Lanka

La flota naval del ejército de Sri Lanka y una flotilla de barcos de los Tigres Tamiles se han enfrentado hoy frente a la costa del extremo noroeste de la isla en una batalla en la que, según fuentes gubernamentales, fueron hundidas once embarcaciones rebeldes y murieron alrededor de 40 miembros de la guerrilla separatista. Según un portavoz del ejército, los barcos tamiles estaban involucrados en tráfico de armas, la batalla tuvo lugar cerca de la isla de Delft (sesenta kilómetros al este de la localidad de Jaffna) y duró al menos cuatro horas.


El mismo portavoz informó de las fuerzas que el ejercito usó durante la batalla (una docena de naves de asalto rápido, helicópteros de guerra y cazas de fabricación israelí Kfir) pero no dió cifras de sus bajas, aunque afirmó que uno de sus barcos fue gravemente dañado. Según la versión de los tamiles, en su página web Tamilnet, un barco del ejército fue hundido y otros dos tuvieron que retirarse y solamente cuatro "tigres del mar negro" murieron en el enfrentamiento. Según muchos analistas, ambos bandos suelen exagerar las bajas del enemigo y minimizar las propias; además, rara vez es posible verificar las cifras de una guerra que, desde que fracasaron los tratados de paz hace un año, ha matado a más de 5.000 personas.


Según una fuente anónima del ejército, el martes murieron 15 guerrilleros durante enfrentamientos en el norte del país, a lo largo de la línea del frente, en el distrito de Vavuniya. Según esa misma fuente, no hubo bajas entre los soldados del ejército. Los rebeldes no hicieron ningún comentario con respecto a la noticia.


Estos enfrentamientos se producen en unos días en que las fuertes lluvias que azotan al país están provocando inundaciones que han obligado a decenas de miles de personas a abandonar sus hogares. Las fuertes lluvias ya han forzado a 175.000 habitantes de las regiones del este y del centro del país a huir de sus casas. Las inundaciones y los consiguientes desalojos de pueblos enteros son comunes en la isla de Sri Lanka; entre los meses de mayo y septiembre un monzón golpea la parte sur de la isla, mientras que las zonas del noreste son azotadas por otro desde diciembre hasata enero.