sábado, 17 de noviembre de 2007

La Junta birmana sube a 15 la cifra de muertos durante las protestas

El Gobierno de la Junta militar de Myanmar ha dicho que hubo 15 víctimas mortales durante la brutal represión que a finales del mes de septiembre acabó violentamente con la llamada "Revolución de azafrán"; según ha dicho el relator de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos hoy en Bangkok, tras su viaje de 5 días por Birmania. Hasta el momento, la Junta situaba la cifra de muertos en 10. La nueva cifra sólo contabiliza las víctimas mortales en Rangún (incluido el fotógrafo japonés Kenji Nagai).

Los diplomáticos extranjeros en Rangún siempre han afirmado que muy probablemente la cifra de muertos fue muchísimo mayor. La Junta afirma que no mató a un sólo monje budista, pero muchos bonzos afirman que al menos 5 monjes murieron durante las redadas nocturnas en monasterios que el SPDC llevó a cabo tras las protestas. Pinheiro ha dicho que aún no está en una posición para decir si el número dado por el SPDC es correcto, pero que dará una cifra cuando entregue el informe sobre su visita que elaborará en dos semanas para el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.