viernes, 23 de noviembre de 2007

La ASEAN y la Unión Europea estrecharán lazos en seguridad y comercio

Los líderes de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) y la Unión Europea acordaron ayer en Singapur iniciar un plan de 5 años cuyo objetivo es estrechar los lazos en materia de seguridad y comercio. Tras tres días de debate entre los líderes asiáticos acerca de la situación en Birmania, los miembros de la ASEAN se volcaron en negociar con la Unión Europea para establecer el plan y continuar con las conversaciones para llegar a un acuerdo de libre comercio.

EL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN EUROPEA, JOSÉ MANUEL BARROSO, AYER EN SINGAPUR.


Durante las discusiones entre la UE, que el lunes endureció las sanciones en contra de la Junta militar birmana, y la ASEAN, que está en contra de aplicar sanciones contra uno de sus países miembros, ambas partes confirmaron que Myanmar no estaría excluida de las negociaciones para ese acuerdo. El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, dijo que la región debe moverse más allá del debate sobre Birmania y que "aunque Myanmar es un asunto significativo, las relaciones entre la ASEAN y la UE no deben ser secuestradas por ese asunto". Las conversaciones entre ambas organizaciones acerca del libre comercio comenzaron en mayo, y desde entonces han evolucionado poco.


Ambas organizaciones hicieron un llamamiento conjunto al Gobierno de Myanmar para que introduzca reformas democráticas, y dieron la bienvenida a la decisión de la Junta de iniciar el diálogo con la líder demócrata Aung San Suu Kyi. José Socrates, el presidente de turno de la Unión Europea dijo: "no estoy de acuerdo con que la UE y la ASEAN tengan diferencias fundamentales sobre Myanmar, ambos queremos derechos humanos y democracia".


Aunque el Gobierno birmano es quizá el que atropella de manera más sistemática y brutal los derechos humanos en la región, el historial de otros miembros de la ASEAN a este respecto no está enteramente limpio. Por ejemplo, en Indonesia son frecuentes las torturas en las cárceles y las comisarias y prevalece una "cultura de la impunidad" con respecto a ello, tal y como ha revelado recientemente un informe de la ONU.


En Malasia, el sistema político y legal beneficia claramente a la mayoría malaya en detrimento de las minorías china e india. Este mes han tenido lugar en ese país las protestas más grandes desde hace casi 10 años para pedir una reforma electoral antes de las elecciones del año que viene. Las protestas en Kuala Lumpur fueron reprimidas con gases lacrimógenos y cientos de manifestantes fueron detenidos. Hoy, la policia malaya ha detenido a varios líderes de un grupo de defensa de los derechos de la minoría india, acusándolos de sedición, debido a que habían organizado una manifestación para este domingo pidiendo la igualdad.


En Camboya, de actualidad estos días por el inicio de los juicios contra altos cargos del Gobierno de los jemeres rojos, son frecuentes los desalojos forzosos de pueblos enteros. Hoy, Amnistía Internacional ha denunciado que dos personas perdieron la semana pasada la vida a manos de las fuerzas de seguridad durante uno de estos desalojos, en el que fueron detenidas doce personas y desalojadas 317 familias.