domingo, 11 de noviembre de 2007

El experto en derechos humanos de la ONU llega a Birmania

El relator especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos, Paulo Sergio Pinheiro, ha llegado hoy a Birmania para investigar la situación de los detenidos durante las recientes protestas y averiguar el número de asesinados a manos del Gobierno durante la brutal represión de las mismas a finales de septiembre. Pinheiro, al que la Junta concede un visado de entrada por vez primera en cuatro años, declaró momentos antes de partir hacia Rangún: "Si no me proporcionan una cooperación completa, tomo el avión y me voy".



Pinheiro, que visitará varias prisiones y centros de detención a lo largo del país, comenzará su viaje visitando un monasterio budista en Bago (cincuenta kilómetros al norte de Rangún) que fue saqueado por las fuerzas del orden de la Junta. Está previsto que informe de su viaje en la próxima sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que se celebrará entre los días 10 y 14 de diciembre, aunque se espera que antes conceda una conferencia de prensa el 16 de noviembre en Bangkok, justo al final de su viaje.


Varios grupos de defensa de los derechos humanos han pedido a Pinheiro que presione a la Junta para que libere a los prisioneros. El Gobierno de Myanmar sostiene que 10 personas murieron durante las protestas y que fueron detenidos unos 3000 manifestantes, de los cuales afirma que sólo 91 permanecen detenidos. Pero un informe publicado por Amnistia Internacional hace un par de días afirma que alrededor de 700 personas continúan prisioneras. La organización tiene constancia de al menos dos muertes ocurridas en prisión. Se desconoce la cifra exacta de víctimas mortales durante la represión, pero se da por seguro que la cifra es mucho mayor que la dada por el Gobierno.


La visita de Pinheiro se produce dos días después de que Aung San Suu Kyi accediera a hablar con la Junta y se reuniera con miembros de su partido por primera vez en tres años, lo que ha sido interpretado por algunos analistas como una táctica de la Junta para ganar tiempo; presentar el borrador de una nueva constitución, diseñada para asegurar su poder, en la próxima reunión de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN).

3 comentarios:

rosa rusa dijo...

Estoy siguiendo tu blog que es muy interesante y esta muy bien documentado. Es una pena que este tipo de noticias pasen desapercibidas en nuestra sociedad de consumo.

Carlos Sardiña Galache dijo...

Parece que en esta sociedad de consumo Birmania simplemente ya no vende, ahora que no hay fotogénicas y exóticas imágenes de monjes budistas marchando en las calles de Rangún...

roberasturias dijo...

Desgraciadamente, lo que vende en nuestra sociedad es el morbo de las imágenes.

Si no hay imagen, no hay noticia; y vende mucho más la imagen de unos monjes protestando, aunque éstos no fueron quienes iniciaron las protestas, que la visita de un relator de Derechos Humanos de la ONU.

De nuevo, agradecerte que haya un pequeño oasis donde informarnos.

Saludos,

Roberto