miércoles, 14 de noviembre de 2007

División de opiniones en la ONU sobre Birmania

El enviado especial de la ONU a Myanmar, Ibrahim Gambari, informó ayer al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre su reciente viaje al país del Sureste Asiático. El ex-ministro de Asuntos Exteriores de Nigeria dijo al Consejo que la situación en Birmania es ahora "cualitativamente diferente" que hace unas semanas. "Los resultados positivos de esta última misión muestran que el Gobierno de Myanmar puede ser sensible a las preocupaciones de la comunidad internacional". Gambari señaló que la Junta ha permitido a Aung San Suu Kyi hacer una declaración pública y reunirse con miembros de su partido por primera vez en cuatro años.

EL REPRESENTANTE DE ESTADOS UNIDOS EN LAS NACIONES UNIDAS, ZALMAY KHALILZAL.


Sin embargo, no todos en las Naciones Unidas comparten el optimismo de Ibrahim Gambari. El representante de Estados Unidos, Zalmay Khalilzad, ha afirmado que los militares de la Junta que gobierna Birmania no están ahora más cerca de aceptar reformas democráticas, en respuesta al informe de Gambari. A lo que el representante de Birmania en la ONU, Kyaw Tint Swe, ha respondido que es "decepcionante" que la gente "siga expresando escepticismo con respecto al compromiso de los líderes y el paso del proceso en curso".


Las sinceridad de las intenciones de la Junta en estas negociaciones ha sido puesta en entredicho por muchos analistas, que creen que los militares sólo están intentando ganar tiempo. De hecho, hay quien cree que, accediendo a tomar parte en las negociaciones, Aung San Suu Kyi podría estar beneficiando involuntariamente al SPDC, puesto que está legitimaría su poder por unos cuantos años. En todo caso, las detenciones a disidentes no han cesado: Tres activistas fueron detenidos hoy en un mercado de frutas de Rangún mientras repartían panfletos en contra del Gobierno.


El experto en derechos humanos de la ONU, Paulo Sergio Pinheiro, continúa su visita en Birmania: en la capital del país, Naypyidaw, Pinheiro se ha reunido con altos cargos de la Junta militar (entre ellos los ministros de Trabajo, Información y Asuntos Exteriores), además de 20 diplomáticos y miembros del equipo de la ONU en el país. Pinheiro, que volverá mañana a Rangún, pidió a los miembros de la Junta que le permitieran hablar con representantes de la oposición.

COMERCIANTES DE PIEDRAS PRECIOSAS EXAMINANDO UNA PIEZA DE JADE EN RANGÚN.


Mientras tanto, ha empezado hoy en Rangún el Emporio de las Joyas, un gran mercado de piedras preciosas sin pulir que durará hasta el 26 de noviembre. El mercado puede no tener el éxito de ediciones anteriores, debido a los bloqueos impuestos recientemente por la Unión Europea y Estados Unidos, que han prohibido las importaciones de piedras preciosas procedentes de Birmania, que produce el 90% de los rubíes que circulan en el mercado mundial.


Hoy, el ministro de Defensa de Myanmar, Aye Myint, dijo en Singapur que su Gobierno no está dispuesto a aceptar interferencias extranjeras. En una conferencia de prensa tras una reunión con sus homólogos de la ASEAN, Aye Myint dijo que la antigua Birmania es "estable" en este momento y que debe seguir su propio camino para la democracia. Por su lado, un alto cargo de la diplomacia china ha declarado que Birmania no debe ser "otro Iraq", en referencia a las sanciones económicas. Según el diplomático, China (uno de los principales socios de Birmania) cree que la estabilidad es necesaria para que Myanmar "alcance la democracia y el desarrollo económico".