lunes, 22 de octubre de 2007

La Junta militar birmana levanta el toque de queda

El Consejo para la Paz y el Desarrollo del Estado que gobierna Birmania levantó antes de ayer, sábado 20 de octubre, el toque de queda que mantenía en las principales ciudades del país desde el pasado 25 de septiembre. La Junta anunció la decisión a través de camiones con altavoces recorriendo las calles de la anterior capital del país, Rangún. además, se retiró la prohibición de las reuniones de más de cinco personas. En Mandalay, la segunda ciudad más grande del país, también se levantó el toque de queda.


Una apariencia de normalidad ha vuelto a Rangún, cuenta The New York Times. Los devotos han vuelto a rezar a la pagoda de Shwedagon, la principal de la ciudad y uno de los focos principales de las protestas. Es una calma tensa, amenazante: en las cuatro puertas del templo hay paneles que muestran fotografías de los detenidos y hay soldados armados en muchos rincones del recinto así como en la calle.


La Junta se ha propuesto además desacreditar a los monjes, su periódico oficial, The New Light of Myanmar, ha publicado varias noticias en las que dice que se han encontrado pornografía, símbolos nazis e incluso explosivos en registros realizados en varios monasterios. En el periódico oficial del régimen abundan también las fotografías y artículos de miembros de la Junta haciendo donaciones a monasterios. A pesar de las detenciones y asesinatos, los monjes rebeldes pueden no haberse dado por vencidos: un monje U Obhasa que se encuentra escondido de la Junta dijo ayer a The Irrawaddy que es posible que los bonzos vuelvan a movilizarse a final de mes.


FOTOGRAFÍAS DE DETENIDOS GOLPEADOS EN LA ENTRADA DE LA PAGODA DE SHWEDAGON.

Por otro lado, The New Light of Myanmar publicó el sábado un artículo, que tratándose de un medio oficial como ese, expresaría la postura de la Junta, en el que conminaba a Aung San Suu Kyi a aceptar la oferta de negociaciones lanzada por el Gobierno a principios de mes. Según el artículo, ha llegado la hora de que la líder de la Liga Nacional para la Democracia responda positivamente a dicha oferta "con la postura de servir el interés de todos".