viernes, 5 de octubre de 2007

La jefa de la diplomacia norteamericana en Rangún se reúne con los miembros de la Junta

La representante de la diplomacia Estados Unidos en Rangún, Shari Villarosa, ha sido invitada a reunirse con altos representantes de la Junta militar birmana, informa la BBC. La diplomática norteamericana dejó esta mañana Rangún para reunirse con un grupo de generales en la capital administrativa del país, Naypyidaw. No se ha especificado la composición de sicho grupo, al que Villarosa mandará "un claro mensaje", según el portavoz del Departamento de Estado Sean McCormack, para que la Junta detenga la represión e inicie el diálogo con grupos de la oposición.

PROTESTAS FRENTE A LA EMBAJADA DE MYANMAR EN MANILA.


Mientras continúan los arrestos en las calles de la anterior capital del país, donde un ejército de barrenderos se dedica a limpiar los restos de las manifestaciones de la semana pasada, el enviado de la ONU a Birmania Ibrahim Gambari tiene previsto reunirse esta mañana con el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tras informar ayer al secretario general Ban Ki-moon de su reciente visita al país del sureste asiático. Ban Ki-moon dijo después que "la preocupación de la comunidad internacional acerca de la situación actual ha sido transmitida clara y fuertemente a las autoridades de Myanmar", y añadió que Gambari intentará visitar el país de nuevo en noviembre.


China ha alabado los intentos de Gambari, pero se sigue oponiendo a que actúe el Consejo de Seguridad. El embajador chino en la ONU, Wang Guangya declaró que "hay problemas en Myanmar, pero esos problemas son básicamente internos", y concluyó que "una solución impuesta internacionalmente no puede arreglar la situación".

AUNG SAN SUU KYI E IBRAHIM GAMBARI EL PASADO 2 DE OCTUBRE EN RANGÚN.


Hoy, Nyan Win, portavoz de la Liga Nacional para la Democracia, ha rechazado la oferta que Than Shwe hizo ayer a Aung San Suu Kyi, ya que las condiciones que el general ponía para las conversaciones eran absurdas. Como dijo Nyan Win, la Junta pedía a Suu Kyi que confesara "delitos que no había cometido" y además pidió que se permitiera contestar a la líder democrática en público.


Para acabar con una pequeña nota de humor, y corriendo el riesgo de frivolizar, podemos equiparar las intenciones negociadoras de la Junta con el compromiso político de Sylvester Stallone, quien, tras ser aconsejado por una revista para mercenarios, ha estado rodando en la frontera birmano-tailandesa una nueva película de Rambo en la que los malos son los militares del Consejo para la Paz y el Desarrollo del Estado.

2 comentarios:

Abenyusuf dijo...

Estimado Carlos,
Gracias a tu comentario en el blog de Enrique Meneses encuentro tu blog. Has hecho un trabajo impresionante. Tengo la intención de poner esta tarde otro nuevo post, y me ayuda contar con todo tu material.
Unidos somos más fuertes. Vas a ver como vamos a derrumbar desde la demosfera el régimen de la Junta birmana.
Hoy ya había un editorial claro en Libération, y un post en el blog de Lluis Bassets, en el que hoice referencia a este blog de memoria.
Muchas gracias y adelante

¡Libertad para Birmania!

Carlos Sardiña Galache dijo...

Querido Abenyusuf:

Gracias por tus palabras y tu apoyo. Mucho me temo que no comparto tu entusiasmo: no creo que vayamos a acabar con el régimen birmano desde aquí, pero eso no significa que debamos parar de fijar nuestra atención en Birmania. Lo que habría que hacer es pedir, más bien exigir, a nuestros gobernantes que hagan honor a esos valores que dicen defender y hagan algo de verdad por el pueblo birmano (y por el de otros muchos países oprimidos).

Un saludo