lunes, 24 de septiembre de 2007

Los monjes lideran la protesta más grande hasta el momento en Birmania

Miles de monjes y ciudadanos birmanos han salido hoy, lunes 24 de septiembre, a las calles de Rangún para expresar su descontento en lo que parece la manifestación más grande hasta el momento contra la dictadura militar del Consejo para la Paz y el Desarrollo del Estado (SPDC). Según la BBC, hasta 30.000 personas se han manifestado en la antigua capital del país.


GRUPO DE MONJAS MARCHANDO AYER EN LA PAGODA DE SHWEDANGON, EN RANGÚN.


También ha habido protestas en otros puntos del país; en Mandalay, la segunda ciudad más importante del país e importante centro budista, salieron a la calle unos 10.000 monjes. A las protestas en Rangún se unieron también celebridades birmanas, como el actor Kyaw Thu y el comediante Zargana.


El mundo se pregunta ahora cuál será la reacción del Gobierno militar liderado por el general Than Shwe. Según el embajador británico en Rangún, Mark Canning, el SPDC se encuentra en territorio desconocido. El diplomático dijo que "las manifestaciones podrián disminuir, lo que parece menos probable cada día" y añadió que "podríamos ver algún tipo de reacción en contra [por parte de la Junta], lo que sería desastroso, aunque me temo que también lo más probable".


El enviado especial de la Naciones Unidas para Myanmar, Ibrahim Gambari visitará Birmania en las próximas semanas. El pasado viernes expresó su preocupación por los prisioneros políticos y declaró al Consejo de Seguridad que no hay más solución que continuar con el diálogo. La actitud dialogante de Gambari y la ONU han sido duramente criticadas por grupos democráticos birmanos, que piden una actuación más firme frente a la Junta del SPDC.


Por otro lado, la secretaria de Estado de los Estados Unidos, Condoleezza Rice, ha declarado que tratará de conseguir apoyos al movimiento democrático birmano durante la reunión de la Asamblea General de la Naciones Unidas de esta semana. También se espera que hoy el primer ministro británico Gordon Brown trate el tema en su discurso de la reunión del partido Laborista inglés; se especula también que Brown podría anunciar un nuevo paquete de medidas de ayuda al pueblo birmano.


MONJES MARCHANDO BAJO LA LLUVIA, AYER EN RANGÚN.


Las movilizaciones, que comenzaron hace en mes en respuesta a la subida de los precios del combustible un 500 por ciento, han subido a una escala mucho mayor desde que la misteriosa Alianza de Todos los Monjes Budistas de Birmania se ha puesto al frente. Según contaba hoy en The Independent Michael Vatikiotis, director del Centro para el Diálogo Humanitario en Singapur, la religión es en Asia una poderosa fuerza política; "son escasos los movimientos por la libertad y la democracia que han prosperado sin un fuerte apoyo, si no inspiración, de las instituciones religiosas."


Las protestas reflejan el descontento y la indignación de la población ante una de las dictaduras más brutales que hay en el mundo. Brutalidad que va acompañada de una gestión desastrosa, que ha convertido uno de los paises más prósperos y avanzados de la zona (en 1948, cuando Birmania ganó la independencia, era el primer exportador munidal de arroz) en uno de los más pobres y atrasados del mundo.

ACTUALIZACIÓN (11:44 AM, hora de Londres): A las 4:00 PM (hora de Birmania) se está hablando de que podrían ser 100.000 las personas manifestándose en Rangún, según The Irrawaddy y la BBC.

1 comentario:

Ana dijo...

Que buen seguimiento estás haciendo. Enhorabuena por esa sensibilidad...espero encontrar el libro que recomiendas, seguro que es muy interesante...sabemos tan poco de esos paises. Salud. Ana