viernes, 21 de septiembre de 2007

Los monjes budistas lanzan un mensaje de desafio a la Junta militar birmana

La Alianza de Todos los Monjes Budistas de Birmania ha hecho público hoy, día 21 de septiembre, un comunicado en el que califica al Gobierno militar de "enemigo del pueblo" y asegura que continuarán las protestas hasta que hayan "barrido la dictadura militar del suelo birmano", informa la BBC. El grupo ha pedido que gente en todo el país rece en las puertas de sus casas el domingo a las ocho de la tarde.

MARCHA DE MONJES BUDISTAS EN RANGÚN EL 20 DE SEPTIEMBRE.


Mientras tanto, continúan hoy las protestas en Rangún y otros puntos de la geografía birmana. Según la BBC, unos 1500 monjes marcharon hoy rodeados de ciudadanos en la principal ciudad del país y, al igual que ayer, se congregaron para rezar en la pagoda de Shwedagon, uno de los lugares más sagrados de Birmania y centro histórico de protestas desde los días de los movimientos en contra del poder colonial inglés. El ministro de información birmano, Ye Htut, ha afirmado que la Junta no tiene intención de reprimir las protestas de los monjes ni declarar el estado de emergencia, lo que según él demuestra que "el Gobierno está manejando la situación pacificamente".


Mientras crecen las protestas, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas discutió ayer la situación en Birmania, informa The Independent. Reino Unido y Estados Unidos hicieron un llamamiento para que se liberara a los prisioneros políticos y se iniciaran esfuerzos para la reconciliación. También se instó al enviado especial a Birmania, Ibrahim Gambari a visitar el país del sudeste asiático lo antes posible.