domingo, 23 de septiembre de 2007

Las monjas budistas se unen a las protestas en Birmania

Alrededor de 5.000 monjes budistas marcharon hoy, domingo 23 de septiembre, por las calles de Rangún protestando contra la Junta Militar del Consejo para la Paz y el Desarrollo del Estado que gobierna Birmania. A ellos se unieron, por primera vez desde el inicio de las protestas, alrededor de 150 monjas budistas vestidas de blanco. Los monjes y monjas fueron aclamados por una multitud de 10.000 ciudadanos.



Según The Irrawaddy, la marcha empezó a la 1:30 del mediodia en la pagoda de Shwedagon y alcanzó la cifra de unas 20.000 personas a las 4 de la tarde. Los manifestantes gritaron proclamas en favor de la lider democrática Aung San Suu Kyi y pasaron frente a la embajada de los Estados Unidos antes de dirigirse a la pagoda de Sule. Mientras tanto se producian otras protestas en diversas localidades birmanas, como Mandalay, Magwe o Myitkyina.



Las manifestaciones se producen un día después de que la líder de la Liga Nacional para la Democracia (NLD) Aung San Suu Kyi saliera a saludar a un grupo de monjes manifestantes. La de ayer fue la primera aparición pública de Suu Kyi desde mayo de 2003, que se encuentra bajo arresto domiciliario en su casa de Rangún. No se sabe la razón por la que la policía dejó ayer pasar a los manifestantes a University Avenue, la calle donde se encuentra la casa de la líder del NLD, pero hoy se había reforzado la seguridad en los alrededores de la casa.



Según Andrew Buncome, corresponsal de The Independent en Asia que se encuentra estos días en Birmania, la alianza entre Suu Kyi y el clero budista puede ser crucial para el movimiento de resistencia en Birmania. La Alianza de Todos los Monjes Budistas lanzó el jueves un comunicado pidiendo la participación en las protestas de todos los ciudadanos birmanos y emplazándolos a unirse a tres rezos colectivos, que tendrán lugar hoy, mañana lunes y pasado mañana a las ocho de la tarde.



AUNG SAN SUU KYI SALUDANDO AYER A LOS MANIFESTANTES DESDE LA PUERTA DE SU CASA.



Recordemos que las protestas comenzaron el pasado 19 de agosto, cuatro días después de que el Gobierno decidiera subir el precio del combustible un 500 por ciento sin previo aviso y sin dar explicaciones. En un principio, las protestas eran pequeñas y estaban lideradas por activistas pertenecientes a grupos políticos como la Generación de Estudiantes del 88. Los líderes de las movilizaciones fueron detenidos y se encuentran ahora en la prisión de Isein, donde se sospecha que están siendo torturados.



Fueron los monjes budistas los que tomaron el relevo de las movilizaciones. El 5 de septiembre fueron duramente reprimidos mientras marchaban en la ciudad de Pakokku, tras lo cual exigieron una disculpa del Gobierno. Pero ha sido esta semana cuando las protestas budistas se han hecho más generalizadas y constantes, incluyendo un boicot religioso a la junta militar y un desafio: seguirán marchando hasta que caiga el SPDC.


VIDEO: Reportaje elaborado en Birmania por el periodista de la BBC Andrew Harding (en inglés).