sábado, 29 de septiembre de 2007

La preocupación del Gobierno de Singapur por la situación en Birmania

Ante la visita de Ibrahim Gambari a Birmania, el ministro de asuntos exteriores de Singapur, George Yeo afirmó: “Él es la mejor esperanza que tenemos, cuenta con la confianza de ambos bandos. Si él falla, la situación puede ser terrible”.


La preocupación del señor Yeo resulta cuanto menos chocante cuando se tiene en cuenta que Singapore Inc., grupo de empresas subsidiario del Ministerio de Finanzas de Singapur, es uno de los mayores inversores en Myanmar y uno de los principales apoyos económicos de la Junta, según cuenta hoy el periódico australiano The Age. Además, el general Than Shwe ha estado recibiendo tratamiento médico por su cáncer intestinal en un hospital del gobierno de Singapur, protegido por fuerzas de seguridad públicas; bancos de Singapur ayudan a los miembros de la Junta a lavar el dinero que consiguen con el tráfico de drogas y las boutiques de Singapur visten de Armani a los miembros de la Junta y sus familias.


A todo esto hay que sumar que según Andrew Selth, analista de la Oficina de Evaluaciones Nacionales australiana, ha denunciado en varios artículos de Jane's Intelligence Review como Singapur ha mandado a la Junta armas, misiles y otros equipamientos militares tales como lanzagranadas, muchos de ellos provenientes de stocks confiscados por Israel a palestinos en el sur de Líbano.


NOTA: Debo este post a Algarabía, que ha tenido la infinita amabilidad de mandarme el artículo de The Age que le sirve como base. Muchísimas gracias.