jueves, 27 de septiembre de 2007

Al menos 9 manifestantes son asesinados por la Junta en Rangún

Al menos 9 personas han caido bajo el fuego del ejército birmano durante la violenta represión que la Junta ha ejercido sobre los manifestantes que se oponían hoy en Rangún a la brutalidad y tiranía del Consejo para la Paz y el Desarrollo del Estado, tal y como ha admitido la misma Junta en un comunicado emitido por la televisión estatal de Myanmar. Dejando aparte tiroteos esporádicos, las calles de la principal ciudad del país están ahora en calma tras seis horas de enfrentamientos y la llegada del toque de queda, según la BBC.

CALLE DE RANGÚN TRAS LOS ENFRENTAMIENTOS ENTRE LAS FUERZAS DEL ORDEN Y LOS MANIFESTANTES.


Mientras la comunidad internacional parece incapaz de tomar ninguna medida seria para evitar la masacre más allá de los grandes discursos, un pequeño atisbo de esperanza ha podido venir hoy del lugar más inesperado: Algunas facciones del ejército birmano han declarado su apoyo a los monjes budistas que han liderado las protestas durante los últimos días, informa The Guardian. Exiliados birmanos en Bangkok han recibido una carta, cuya autenticidad no ha sido aún verificada, en la que un nuevo grupo de soldados que se ha llamado a sí mismo la Asociación del Ejército Público y Patriota declara su "apoyo a las acciones no violentas de los monjes budistas y el pueblo y así como a su expresión pacífica".


Por otro lado, la Junta, en su desesperado intento de acallar las voces de los opositores, bloqueó ayer blogs de opositores birmanos al régimen que están publicando en ellos informaciones y las fotos tomadas por los ciudadanos que están dando la vuelta al mundo. Consciente de que la fuerza en la escena internacional de "revolución de azafrán" depende en gran medida de su presencia en la Red, la Junta ha restringido los teléfonos móviles y el acceso a Internet dentro del país.

2 comentarios:

algarabía dijo...

Da la sensación de que seguimos viviendo bajo la guerra fría y el bochornoso espectáculo de la ONU no hace sino confirmarlo. Las dictaduras, los golpes de Estado, la represión endémica, la violación sistemática de los derechos humanos... u obtienen el respaldo del eje occidental o lo obtienen del eje chino-ruso. ¿Qué habría ocurrido si la brutal represión se hubiera producido en la teocracia saudí? Pues, lo mismo pero desde el otro lado. Los valedores de los sacrosantos intereses comerciales se habrían impuesto, como ocurre en este caso.
Una dictadura no se sostiene sólo con el apoyo de una reducida elite, sino con el respaldo y la participación activa de una parte importante de la población y sobre todo del ejército. Desde que comenzaron las revueltas no he parado de preguntarme si no se iba a producir una reacción y, por lo que apunta The Guardian, parece que algunos ya están cambiando de bando. Sólo ahí veo una posible solución.
¿Qué puede conseguir el mediador de la inoperante ONU? ¿Que la Junta militar llegue a un acuerdo y, a cambio de suspender la represión, se le permita perpetuarse en el poder ? ¿Una falsa promesa de elecciones libres para limpiar la conciencia de los países del Consejo de Seguridad?

Carlos Sardiña Galache dijo...

La ONU lleva llamando al "diálogo" prácticamente desde que empezaron las protestas. De acuerdo, la diplomacia es así, pero ¿cómo es posible dialogar con gente como el general Than Shwe y sus secuaces?
El pueblo birmano y los opositores al regimen parece que sólo van a a recibir del exterior lo que siempre han recibido: discursos con los que llenarse la boca y una admiracion totalmente pasiva. En Birmania esta claro como en ninguna otra parte del mundo en que bando estan los "buenos" y en cual los "malos"; por eso es tan facil hablar, por eso hasta Bush puede permitirse gestos de indignacion moral. Pareciera que casos como el de Birmania fueran necesarios para que el autosatisfecho lamado mundo democratico pueda sentirse mejor expresando su indignacion. Birmania es solo un simbolo del bien y del mal, y un simbolo tranquilizador por su misma claridad. Por lo demas, todo lo que esta sucediendo es "inevitable": inevitable que los militares masacren a los manifestantes, inevitable que China y Rusia "impidan que la ONU haga nada", inevitable que los demas paises se limiten a condenas ineficaces, inevitable que cientos de compañias extranjeras inviertan alli(muchas de ellas norteamericanas y europeas, ojo, que no solo China y Rusia tienen intereses en Birmania) beneficiandose y beneficiando al regimen asesino... Si no se actua en Birmania es en ultima instancia porque los motivos (politicos y morales) para actuar son mas débiles que los motivos (economicos) para no hacerlo. Pero ya se sabe que esa cosa llamada "economia" es una especie de fuerza independiente del hombre y por tanto inevitable: necesaria. Lo que parece ser contingente (en cuanto que su aplicacion depende de las circunstancias) son esos valores y derechos humanos que, se dice, son verdaderos, inalienables, eternos, etc.
Mientras tanto, continuan las muertes y la violencia en Birmania: la gente muere por valores que para ellos, alli, no son simples conceptos abstractos vacios de contenido, precisamnete porque les son negados.